Las expresiones de la artesanía tradicional son muy numerosas: herramientas, prendas de vestir, joyas, vestimenta y accesorios para festividades y artes del espectáculo, recipientes y elementos empleados para el almacenaje, objetos utilizados para el transporte o bien la protección contra las intemperie, artes ornamentales y objetos rituales, instrumentos y bartulos familiares, y juguetes lúdicos o bien educativos.

Patrimonio de la humanidad, fabricación artesanal.

La artesanía tradicional es quizá la manifestación más tangible del patrimonio cultural inmaterial. Sin embargo, la Convención de dos mil tres se ocupa sobre todo de las técnicas y conocimientos empleados en las actividades artesanales, más que de los productos de la artesanía propiamente dichos. La tarea de salvaguarda, en lugar de concentrarse en la preservación de los objetos de artesanía, debe orientarse sobre todo a estimular a los artesanos a que prosigan fabricando sus productos y transmitiendo sus conocimientos y técnicas a otras personas, particularmente en sus comunidades. Por ello la fabricación de maderas de lujo, y muebles de lujo ha sido muy desarrollada en técnicas de fabricación artesanal.

La artesanía y su desarrollo.

Como ocurre con otras formas del patrimonio cultural inmaterial, la mundialización crea graves obstáculos para la supervivencia de las formas tradicionales de artesanía. La producción en serie, así sea en grandes multinacionales o bien en pequeñas industrias artesanales locales, puede proveer de manera frecuente los recursos precisos para la vida diaria con un costo de tiempo y dinero inferior al de la producción manual. Muchos artesanos pelean por amoldarse a la competencia con esas empresas y también industrias. Las presiones ambientales y climáticas influyen asimismo en la artesanía tradicional, y la deforestación y roturación de tierras reducen la exuberancia de los primordiales recursos naturales. Aun cuando la artesanía manual se transforma en industria artesanal, la producción a mayor escala puede ocasionar daños al medioambiente.

Se salvarguardarán las técnicas artesanales en el mercado actual.

De la misma manera que con las otras formas del patrimonio cultural inmaterial, la meta de la salvaguarda consiste en asegurar que los conocimientos y técnicas inherentes a la artesanía tradicional se transmitan a las generaciones venideras, de tal modo que esta se prosiga practicando en las comunidades, como medio de subsistencia y como expresión de inventiva y también identidad cultural.
En otros casos, los bosques se pueden repoblar para intentar solucionar los perjuicios ocasionados a la artesanía tradicional que emplea la madera como materia prima. En ciertas situaciones, puede ser preciso adoptar medidas jurídicas que garanticen el derecho de las comunidades a explotar los recursos naturales y resguarden al tiempo el medioambiente.
Por este motivo es tan esencial las técnicas de restauración de madera, que emplean empresas como tarimas de madera de autor.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Post Navigation